LA CONFORMIDAD EN EL PROCESO PENAL

LA CONFORMIDAD EN EL PROCESO PENAL

Un elevado porcentaje de procedimientos penales en España terminan resolviéndose mediante la conformidad del acusado. Efectivamente, se trata de una fórmula ágil y aparentemente sencilla, que dota al proceso penal de mayor celeridad y evita al acusado pasar por un juicio oral, y lo que ello comporta, pero que tendrá consecuencias muy relevantes para el acusado que deben ser tenidas en cuenta.

Si hemos sido acusados en un procedimiento penal cuya pena solicitada por las acusaciones, si las hay, o el Ministerio Fiscal en sus escritos de conclusiones provisionales, no supera los 6 años, podremos ser citados, previamente al señalamiento de juicio oral, para celebración de una posible conformidad (juicio de conformidad).

El procedimiento es bastante sencillo, como adelantábamos. Una vez señalada la fecha en la que debemos comparecer en el Juzgado, acudiremos a ella con tiempo suficiente. Lo primero que ocurrirá es que el letrado de la defensa, las acusaciones (si las hay) y el Ministerio Fiscal (MF), se reunirán para dirimir si es posible llegar a un acuerdo con el fin de que el acusado preste su conformidad, esto es, dicho de otro modo, se admita y declara culpable del delito o los delitos que se le imputan. El abogado de la defensa, generalmente, tratará de que el MF observe y tenga en cuenta cualquier atenuante (reparación del daño/abono de las responsabilidades civiles, reconocimiento de los hechos, dilaciones indebidas, antecedentes penales, trastorno o alteración psíquica…) que pueda rebajar o reducir la pena por éste solicitada, a fin de que modifique las pretendidas en su escrito de conclusiones provisionales, ahora denominado de calificación (juicio de conformidad).

Si las partes alcanzan un acuerdo con la pena a imponer al acusado, el abogado de la defensa le dará traslado al mismo para que muestre su conformidad (necesariamente), informándole al detalle de lo ello implica.

Si el acusado y su Letrado, optan por la conveniencia de la conformidad (deben hacerlo ambos) se celebrará juicio de conformidad que, de forma sucinta, se desarrollará de la manera que sigue:

– Comenzará el acto con la intervención de Su Señoría, quien a continuación le dará la palabra al Ministerio Fiscal.

– El MF informará del acuerdo alcanzado por las partes, las atenuantes tenidas en cuenta (si las hay), y procederá in situ a modificar de su escrito de conclusiones, esta vez incorporando la pena consensuada.

– Tras ello, el Juez/a dará la palabra a las acusaciones y a las defensas para que muestren su conformidad (e intención de no recurrir)

– Después de que las partes hayan ratificado lo expuesto por el MF, el juez llamará al acusado para que personalmente muestre y confirme su conformidad con el delito que se le imputa y la pena (las penas accesorias si las hubiera ej. Inhabilitación sufragio pasivo, o ej. Si le fuera a suspender una pena privativa de libertad la advertencia de no cometer delitos en el plazo que fuere…).

– Por último, el Juez adelantará y dictará “in voce” (verbalmente o de viva voz) el contenido de la sentencia (solo puede ser recurrida por motivos tasados, ej. Que el contenido sea distinto al dictado por el juez en el acto de celebración del juicio de conformidad).

A la luz de lo expuesto, por cerrar esta breve nota, debemos mencionar varios puntos de especial consideración. Es cierto que es un procedimiento con el que podemos evitarnos la celebración de un juicio oral, que normalmente no es un acontecimiento exento de tensión y cuyo resultado además puede ser inesperado, desde luego no tan exhaustivo como el obtenido en un juicio de conformidad, pero tampoco podemos manifestar o regalar nuestra conformidad a cualquier precio. Tengamos en mente que a fin de cuentas nos estamos declarando culpables de la comisión de un delito.  En un juicio de conformidad no se debaten los hechos controvertidos, no se lleva a cabo practica de la prueba alguna, no declaran testigos, nos conformaremos por la pena más alta de las solicitadas y nos quedaran antecedentes penales. Aunque en una amplia mayoría de casos, el mayor éxito de este trámite es el de evitar una pena privativa de libertad (pena de prisión) lo antes posible.

Por otra parte, debemos subrayar que el acusado podrá manifestar su conformidad en todo momento durante el procedimiento, antes de la celebración del juicio oral. También que el contenido del acuerdo al que las partes lleguen, por el que el acusado declara su indubitada conformidad, vinculará en todo caso al Juez en su sentencia.

Pedro Sobrino Ballesteros. Abogado, socio de la firma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s